Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies.
*/
28feb

Sergio Ramos, el mariscal de la Copa

El central internacional siempre vive a toda velocidad. No para de evolucionar. Pieza clave en el Mundial y en las Eurocopas, tanto con Luis Aragonés como con Vicente del Bosque, se ha convertido en uno de los referentes en su equipo y en la propia Selección. Ya no le pesa la responsabilidad de su parcela ni lucir el brazalete, que añade una dosis compromiso. Lo ha demostrado en esta eliminatoria de la Copa del Rey frente al Barcelona, en la que ante la ausencia del lesionado Iker Casillas ha adquirido un papel de actor principal.

Ha hecho de valor seguro para el Real Madrid al mismo tiempo que ejercía de correa de distribución entre los jugadores madridistas y azulgranas, ahora que no pasan por su mejor momento, ya que sus compañeros Xabi Alonso y Arbeloa son vigilados y mirados con cierto recelo por roces del pasado y del reciente episodio en el partido de ida de la Copa en el Santiago Bernabéu.

Ese vínculo de respeto con la mayoría de los jugadores del Barcelona ha servido para que no se fracture la convivencia cuando todos se juntan bajo el manto de la Selección española. Un ejercicio necesario ya que España se juega su presencia en el Mundial de Brasil en los dos próximos compromisos del mes de marzo ante Finlandia y Francia, esta última a domicilio.

Con Sergio Ramos, años más joven que el triunvirato Casillas-Xavi-Puyol, esta asegurada la continuidad de una línea de comportamiento que viene marcada con trazos anchos desde hace mucho tiempo. Es sinónimo de excelente el estado de salud para la Selección ya que después de todo el ruido mediático generado alrededor de los choques entre Real Madrid y Barcelona los jugadores siguen hablando el mismo idioma del fútbol, que acostumbra a traducirse en títulos.

© Carmelo Rubio

Compartir:
  • Facebook
  • Twitter

Deja un comentario


+ 5 = ocho