Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies.
*/
25feb

El plan de David Villa

La lesión de tibia de David Villa le ha costado un año de reparación entre unas cosas y otras, un periodo excesivamente largo para un futbolista que se desenvuelve en la elite y en un equipo de elite. Ahí, en esos equipos no se detiene el tren y se corre el serio riesgo de ser atropellado sin darse cuenta. El Guaje se tomó muy en serio la recuperación, casi sin miramientos por volver lo antes posible y lo único que ha conseguido es la aparición de los daños colaterales en forma de cólico nefrítico. Nada pasa porque sí y siempre hay una razón para explicar el infortunio.

En todo ese largo periodo de tiempo ha tenido tiempo para disfrutar de la familia y para pensar en silencio. David es religioso. Clásico, creyente y lo justo practicante. Es uno de sus secretos. Cuando los colegiados permitían llevar cadenas y demás enseñares, la Virgen de Covadonga colgaba de su cuello. Era su talismán. Su clavo ardiendo. Le dio mucha suerte cuando vistió la camiseta del Sporting, Zaragoza o Valencia hasta que se prohibieron los colgantes, anillos o pendientes porque podían hacer daño al rival.

Pese a todo, Villa no se olvidó de su Señora y la buscó una ubicación para que siguiese cerca de él en los partidos, bien en el hotel o en el propio vestuario. Como no ha perdido la fe ha recogido el ansiado fruto. El delantero del Barcelona está de vuelta en un momento complicado para su equipo. Ambos se necesitan, como quedó demostrado en el tanto que le hizo al Sevilla cuando el Barcelona perdía por cero a uno. Ahora viene el reto de pelear portal final de la Copa del Rey y Villa es aspirante a formar parte del once frente al Real Madrid. Se lo ha ganado en detrimento de Alexis, perdido hace tiempo entre el juego combinativo del Barça.

Villa ha trazado un plan a corto y medio plazo, que pasa por ser importante en las eliminatorias ante el Real Madrid, en la Copa, ante el Milán, en la Champions, para cerrar el mes de marzo con una nueva alegría con la la Selección, ya que España se juega el billete para el Mundial de Brasil ante Finlandia en Gijón y ante Francia en París. Más de un Padre Nuestro y un Ave María tendrá que rezar El Guaje a la Santina para salir airoso de todos los envites.

© Carmelo Rubio

Compartir:
  • Facebook
  • Twitter

Deja un comentario


siete + 1 =